Basílica de San Francisco: una visita nocturna a la historia de Salta - Destino Norte
Novedades Salta

Basílica de San Francisco: una visita nocturna a la historia de Salta

basílica de san francisco
HISTORIA VIVA. La Basílica y el convento son en sí mismas monumentos históricos.
HISTORIA PARA VER. El convento y la basílica de San Francisco cuentan la historia de Salta y del norte argentino.

En el marco del día Internacional de la Mujer, el próximo viernes 10 de marzo habrá visitas nocturnas al museo vivencial “Fray Luis Giorgi” de la Basílica de San Francisco, a partir de las 21:00. Se realizarán sorteos sorpresa para las mujeres que realicen la visita.

El circuito por el museo incluye diferentes salas donde se relata la historia de la basílica y el convento, la espiritualidad franciscana, los aspectos culturales, arte sacro, archivo, biblioteca y sacristía.

ESPIRITUALIDAD. El museo alberga íconos de la tradición religiosa de Salta.

La visita se realizará acompañada por un guía de turismo o a través de un sistema de audio guías, un proyecto beneficiado por el Fondo Ciudadano de Desarrollo Cultural que lleva adelante el Ministerio de Cultura y Turismo de la Provincia.

Es importante destacar que también se puede visitar el museo de lunes a viernes de 9:30 a 13.00 y de 14:00 a 18:30.

Sobre el convento

La Basílica Menor y Convento de San Francisco de la ciudad de Salta, Argentina, es un templo católico y convento de la orden franciscana que por su belleza arquitectónica e importancia histórica constituye uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad, reconocida por ser una de las ciudades que mejor conservó el casco colonial español en la Argentina.

Fue declarada Monumento Histórico Nacional el 14 de julio de 1941 por decreto 95687 del Poder Ejecutivo Nacional1 y Basílica Menor el 4 de agosto de 1992. Se ubica sobre la intersección de las calles Caseros y Córdoba, a 100 m de la plaza principal (Plaza 9 de Julio).

IDENTIDAD. El convento que alberga el templo custodia también la historia salteña.

El lugar donde se asienta el templo fue asignado ya en el acta de fundación de Salta, redactada en 1582, siendo su función original ser Iglesia y Convento de San Diego de Alcalá.

Un poco de historia

El primer edificio fue terminado en 1625, aunque su precariedad obligó a edificar un segundo templo en 1674. Este fue a su vez destruido por un incendio a mediados del siglo XVIII.

El templo actual fue construido inmediatamente después de la destrucción de este último, bajo la dirección del sevillano Fray Vicente Muñoz, autor también de la Iglesia de San Francisco en Buenos Aires y de la cúpula de la Catedral de Córdoba.

Esta última comparte con el Convento de San Francisco la influencia de las cúpulas de las catedrales españolas de Zamora y Salamanca.

CENTENARIO. El edificio tiene en toda su estructura el rasgo característico de las edificaciones franciscanas de la época.

La Basílica de San Francisco sobrevivió varios incidentes de gravedad: un incendio en 1761 que hizo que el templo se rehabilitara recién en 1767.

Un nuevo incendio en 1772 que obligó al traslado de los religiosos al templo de los jesuitas, abandonado

desde la expulsión de los mismos; errores advertidos en la construcción; la muerte de Fray Vicente Muñoz; y la decadencia económica de Salta por la guerra de la Independencia que postergó la definitiva terminación.

En 1857 el padre Isidoro Fernández vuelve de Roma con 14 religiosos, quienes encaminaron definitivamente la construcción. El convento fue finalizado por Ugolino Cingolari ocho años más tarde.

La última reforma la dio Luis Giorgi quien reinauguró la iglesia en 1870 y en 1872 la nueva fachada, aunque esta hubo de reconstruirse por fallas en la construcción.

HERENCIA. Cada etapa de la historia salteña está representada por objetos de un valor incalculable.

En 1877 Francisco Righetti comienza la construcción de la torre campanario que acompaña al templo, la más alta de Sudamérica con 54 metros. Al igual que la torre de la vecina Iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria de la Viña, su proyectista fue el alemán José Enrique Teodoro Rauch

En 2003, se encontró un plano original de la Torre de Nuestra Señora de la Candelaria de la Viña, que demuestra que el proyectista de ésta fue el Ingeniero alemán José Enrique Teodoro Rauch, y Francisco

Righetti su constructor. La guía de Monumentos y Lugares Históricos de Argentina, edición 2010, da cuenta de este descubrimiento.

De interés

El templo posee obras valiosas, destacándose la imagen de Nuestra Señora de las Nieves, un San Pedro de Alcántara atribuido al escultor español Alonso Cano y una pintura de San Francisco de Asís, atribuido por algunos a Pitti y por otros a Francisco de Zurbarán.

#Salta #arquitectura #nofilter #blue #truecolors

Una publicación compartida de Diego Trigoso (@dietrigoso) el


También cuenta con un pequeño museo y una biblioteca y archivo histórico con ediciones de gran valor; una mención especial merece su Archivo Musical, que conserva testimonios de la vida musical del convento desde la segunda mitad del siglo XIX.

#sanroque #basilica #sanfrancisco #salta #argentina

Una publicación compartida de Paula Gt (@pavla.gt) el


Se encuentran a su vez enterrados en el templo Francisco de Gurruchaga (creador de la Armada Argentina), Pachi Gorriti y María Magdalena de Goyechea y la Corte (madre del Gral. Martín Miguel de Güemes).

Búsqueda personalizada
Salta (Argentina)
Hoy
Parcial dom
Viento : 1.1 km/h
Humedad : 74%
19°C
  • Mardes Mañana 15 °C
  • Miércoles   14 °C