Iruya, el pueblo inca que cuelga en la ladera de un cerro
Lugares

Iruya, el pueblo inca que cuelga en la ladera de un cerro

iruya
Iruya. Un pueblo inca que subsiste en las cumbres de Salta

Ubicado a 2.800 metros sobre el nivel del mar, Iruya es un pequeño y cálido pueblo que está colgado de los cerros en el límite entre Salta y Jujuy.

Sus calles empinadas y pintorescas deslumbran a sus visitantes porque conservan la tranquilidad siempre, como si los años no hubieran pasado por ahí.

Iruya, que significa “paja brava” o “lugar de pastos altos” fue fundado en 1753 aunque la población

original se asentó siglos atrás.

Lo más atractivo del lugar es el mismo pueblo ya que conserva calles angostas y empedradas con casas de adobe, paja y piedra.

Ruinas precolombinas

En sus alrededores se encuentran las ruinas precolombinas de Titiconte.

Además todos los 1º de agosto se celebra la “Fiesta de la Pachamama”, y el primer fin de semana de octubre se realiza una particular celebración en honor a la Virgen del Rosario, donde se confunden de manera singular lo pagano y lo religioso.




Un recorrido recomendable para llegar hasta allí es por Jujuy a través la ruta 9 luego de pasar Tilcara, Maimará, Huacalera y Humahuaca.

A unos 26 kilómetros al norte, sobre la ruta 9, se abre a mano derecha el camino de ripio que conduce al elevado destino.

El sendero es de cornisa y en colectivo el viaje dura alrededor de tres horas.

A mitad de camino, a 4.000 metros de altura y antes del descenso a Iruya, se encuentra el Abra del Cóndor que es un punto más alto de la travesía y marca el límite entre Salta y Jujuy.

Historia

El pueblo fue fundado oficialmente en 1753, aunque las actas de nacimiento encontrados en la parroquia de Humahuaca indican que la presencia de habitantes se remonta un siglo antes de su fundación.

Estos habitantes fueron descendientes directos de los incas.

Existen varias ruinas a los alrededores que prueban la existencia de una etnia homogénea antes de la llegada de los realistas.

Un ejemplo son las ruinas de Titiconte, ubicado a unos 8 km al este de Iruya. Se destaca su edificación colonial con callejuelas estrechas y sus paisajes de imponentes vistas panorámicas.

Los primeros habitantes sobrevivían, y continúan haciéndolo, mediante los cultivos de subsistencia.

Principalmente se dedicaban a la cría de ganado, como ovejas, cabras y en menor medida la llamas, y también practicaban la agricultura, cultivando maíz, papas, ocas y otros productos agrícolas.

Incluso hoy en día, sus habitantes siguen subsistiendo mediante la práctica del trueque.

Sin embargo, debido a su cercanía con la quebrada de Humahuaca, el turismo está comenzando a desarrollarse.

Cómo se llega

Aunque Iruya forma parte de la provincia de Salta, no hay ningún acceso directo y permanente desde Salta. La única forma de acceder al pueblo es desde la provincia de Jujuy.

Se debe pasar primero por la provincia de Jujuy, recorriendo la Ruta Nacional 9. A 26 km al norte de Humahuaca se encuentra el empalme con la Ruta Provincial N° 13, donde se lee “Iruya 54 km”.

Siguiendo el camino indicado, tras 8 km del cruce mencionado se llega a la estación Iturbe (FCGB). Desde allí, siempre por camino de tierra, se llega al paraje denominado “Abra del Cóndor”, límite entre las provincias de Jujuy y Salta, a 3940 msnm.

En este punto se inicia un descenso hasta los 1220 msnm en 19 km (distancia del Abra del Cóndor a Iruya).

A lo largo de estos 19 km, el visitante contempla variedad de colores, que van del verde agreste al morado o violeta, pasando por el amarillo y el azul metálico.

La montaña, en conjunto con las quebradas, ofrece a la vista caprichosas y curiosas formas que se desdibujan en el lecho del río Colanzulí, a cuya vera corre el camino.

Búsqueda personalizada
Salta (Argentina)
Hoy
Borrar
Viento : 0.6 km/h
Humedad : 82%
2°C
  • Jueves Mañana 9 °C
  • Viernes   3 °C

Destino Face